El dominio hay que elegirlo de forma que nos garantice que no será luego complicado de encontrar a nuestro público objetivo. Imagina que nuestro blog va a ir dedicado a marca personal, somos especialistas en un tema y queremos compartir e interactuar con otras personas de nuestro sector. Pues bien, yo te recomiendo que utilices tu nombre y apellido. Eso si, antes de hacer este paso ve a tu navegador y abre una pantalla de incógnito (en el menú de…